¿Mi gato está estresado?


¿Tu gatito se comporta raro? Quizá debas leer esto.

Los gatos son seres fascinantes, miradas mágicas, pasos estilizados, elegantes y además son seres muy sensibles, de acuerdo a un estudio realizado por John Bradshaw, biólogo investigador de la universidad de Bristol, los gatos pueden verse afectados emocionalmente por su entorno más de lo que parece y son factores que pueden crear gatos felices o gatos con síntomas de estrés que puede derivarse en transtornos de comportamiento o incluso con afecciones físicas de orígenes puramente emocionales.

Las investigaciones sugieren que los gatos nos ven como gatos grandes a juzgar por los comportamientos que adoptan cerca de los humanos, como por ejemplo frotarse, parar la cola, ronronear, estos son comportamientos que aprenden los gatitos pequeños con sus madres desde pocos días de haber nacido, por lo que una buena comunicación con tu gato hace indispensable que lo observes continuamente e interactúes con él, ya que es la mejor manera de detectar focos rojos que puedan afectar la calidad y esperanza de vida de tu amigo felino.
Como dueño de uno o más gatitos, debemos aprender que los gatos tienen características individuales y que de ningún modo responderán a los diversos estímulos que reciban como lo haría por ejemplo un perro, se sabe que son muy sensibles al ruido por lo que un ambiente con sonidos de alto volúmen frecuentes puede afectar su comodidad y causarles ansiedad, muchos de los que adoptamos gatitos de la calle o que pasaron por algún proceso traumático sabemos que estos gatitos son propensos a desarrollar disfunciones de comportamiento, como por ejemplo rociar ciertos lugares no apropiados con orina, no comer bien, no tener buenas capacidades de relacionarse con seres humanos o con otros gatos, esto puede ser un síntoma de estrés postraumático que puede ser superado por el gatito con ayuda de un veterinario especialista y sobre todo, con mucha paciencia y apoyo de sus dueños. Las investigaciones del doctor Bradshaw sugieren además que los gatos no perdonan, es decir cuando una persona u otro animal les causa un dolor o mala experiencia emocional el resto de su vida pasarán lo más alejados posible de quién les haya dañado.
Existen gatos que incluso pueden desarrollar actitudes de agresividad a causa de ansiedad o recuerdos de una vieja experiencia traumática y sin embargo con incomprendidos por sus dueños y son lanzados nuevamente a la calle o sacrificados en los refugios sin saber que su comportamiento es un claro síntoma de la ansiedad, estrés y dolor de su pasado.


Los gatos son duda son animales intrigantes y sensibles, además de actuar como imanes de energía, ¿has notado como tu estado de ánimo puede afectar a tu gatito o gatita? Imagina como de igual modo, un entorno con amor o agresividad puede afectar la vida de tu gato tal como te afectaría a ti mismo, interesante, ¿no?

Coco misma fué víctima de estrés a causa de haber estado en una tienda de mascotas rodeada todo el tiempo de perros en jaulas muy pequeñas y frías, le asustaban los ruidos, los autos y espacios abiertos y sin embargo ahora es más feliz.



Aquí Coco jugando con Javier y su conejo de peluche:









Paty R

La vida es una cancion que se canta con maullidos.

0 comentarios: