Gatito herido se recupera gracias a trajes tejidos


El pequeño gatito de nombre Wasabi-chan logró recuperarse de varias lesiones de la forma más tierna posible: a través de trajecitos tejidos a mano. Así es, estos trajecitos facilitaron que pudiera alimentarse vía catéter. Todo salió muy bien, y el tierno gatito ahora corretea por todas partes.

Aquí su historia:

El pequeño Wasabi-chan era callejero, su corta vida transcurría en las calles, huérfano y sin mucha esperanza, comiendo la habitual carroña de algún basurero cercano. Con esa vida vagabunda, un día sufrió el ataque de cuervos que lo dejaron en un muy mal estado. Mientras peleaba por su vida, un alma caritativa lo rescató y lo llevó a un hospital de veterinario. Por culpa de los cuervos y su ataque, la pequeña bola de pelo sufrió la fractura de su mandíbula superior y heridas en su lengua, el humano responsable de su rescate decidió adoptarlo.

El problema consistía en que Wasabi-chan necesitaba alimentarse a través de un catéter, pero no hay forma de lograr que un energético gato bebé se quede quieto. El pequeño quería a toda costa quitarse el tubo de la boca. ¿Cómo solucionar este problema? Con creatividad. El dueño de la gata le tejió una adorable colección de trajecitos con estambre, con los cuales envolver a la bolita de pelo y evitar así que se moviera y pudiera alimentarse.

Así, el pequeño gato no sólo se ve hermoso en sus trajecitos, sino que se recuperó y hoy goza de plena salud, trepando los sillones y paredes como el más ágil de los felinos. Es un final feliz.

 


¿Haz salvado a algún gatito? Comparte con nosotros tu historia en https://www.facebook.com/porlosgatos

Javier Garcia

La vida es una cancion que se canta con maullidos.

0 comentarios: