Un gato bien adaptado




Un gato bien adaptado a su entorno se mostrará siempre confiado, a no ser que encuentre alguna novedad que descoloque su hábitat hogareño. Son animales muy territoriales a la par que algo independientes, de ahí que sean bastante sensibles a los cambios de su alrededor y les cueste algo más que a otras mascotas acomodarse en el nuevo lugar. Debemos tener en cuenta que si el gato es adulto le podemos ocasionar algún que otro problema de conducta, si es todavía un gatito pequeño deberemos hacerle ver que los cambios van a ser normales, conservando sus juguetes y proporcionándoles lugares cálidos y silenciosos en el nuevo hogar.



Otra señal que el gato nos puede mostrar cuando se encuentra confiado se encuentra en su cara. Si tiene las orejas hacia delante, los ojos levemente entornados y los bigotes hacia los costados, entonces es que está tranquilo. A veces echa las orejas un poco hacia los lados, en este caso es porque, aunque parezca que está en reposo, está atento por si surge alguna amenaza, de ahí que mueva las orejas hacia donde perciba algún sonido. Otro rasgo importante es el movimiento de la cola. Cuando está relajado el gato, no moverá su cola, caso contrario al de los perros.


También utilizan sonidos para expresar su estado de ánimo. En el caso de sentirse relajados suelen emitir un pequeño ronroneo, es más bien como un ronquido suave, como si quisieran emitir el sonido que se produce al pronunciar la letra ¿R? Con este sonido, sabremos que el gato se encuentra totalmente a gusto. Hay veces que los gatos nos quieren pedir cosas, como que le llenemos el bebedero o el comedero e, incluso, hay gatos tan pulcros que hacen llamadas de atención a sus dueños para que les limpien la arena de sus cajas y utilizan el ronroneo como llamada de atención, utilizando un sonido ínfimo.


¿Tu gatito está bien adaptado? Comparte con nosotros y visítanos en https://www.facebook.com/porlosgatos

Javier Garcia

La vida es una cancion que se canta con maullidos.

0 comentarios: