¿Qué hacer cuando un gato es sordo?



Haciendo un poco más de investigación, tronando los dedos a lado de su orejita derecha no reacciona, pero tronando los dedos en su orejita izquierda si reacciona y voltea a ver qué pasa.

Por esta razón decidí buscar información acerca de gatitos sordos y este es un resumen de lo que encontré.

Los gatos sordos son excelentes mascotas cuando están bien cuidados. Conseguir su bienestar es sencillo, sólo necesitamos conocer unas cuantas pautas básicas y lograremos que lleven una vida feliz y saludable.

Tras detectar la sordera en un gato, algo que no siempre resulta fácil, hemos de tomar algunas medidas que garanticen un trato adecuado hacia él. Sí, hablamos de entrenamiento para mantenerlo a salvo de los posibles peligros del entorno.

Los gatos sordos no deben salir al exterior, es extremadamente peligroso para ellos. Si ya lo es para los gatos en plenitud de facultades, imaginad para un gato que carece del sentido del oído.

Veamos unas cuantas instrucciones muy básicas para mejorar la calidad de vida de estos animales tan especiales:

Repetir el mismo gesto: La palabra clave es coherencia. Es decir, la comunicación con el gato sordo necesita de un mensaje siempre igual.

Precisamente porque los gatos son inteligentes, ser repetitivo en los gestos (usar siempre el mismo para la misma situación) es el modo de hacerle llegar un mensaje.


Si el gesto con la mano se repite en las mismas situaciones, el gato pronto comenzará a reconocer lo que se está comunicando. Un ejemplo: para que el minino entienda una negativa, moveremos la mano con el pulgar hacia abajo en movimiento y agitando su cabeza. El gato entenderá muy pronto que eso significa "No".

Otro ejemplo: cuando un pajarito visita el comedero de alpiste de la ventana, agitar las manos simulando un movimiento de aves, con el sonsonete de "pajarito, el pajarito". El gato aprenderá pronto lo que significa y acudirá a mirar por la ventana.

Llamarlo sin molestar demasiado: Cuando lo llames, no seas demasiado brusco. A la larga, esto podría alterar su carácter y hacerlo irascible. La norma es no ser intrusivo. Si quieres que te atienda, por ejemplo, puedes pisar fuerte con los pies en el suelo: la vibración lo alertará sin resultarle agresivo.

Vista y olfato: Disfruta de los sentidos intensificados de su gato sordo, incluyendo la vista y el olfato. Punteros láser o utilizar una linterna para poder jugar con su gato o llamar su atención. También es útil usar el mismo perfume o colonia en todo momento para que su gato puede reconocer su olor al entrar en una habitación.

La hora de comer: No puedes llamarle desde otra habitación, obvio. Lo recomendable es mostrarle la comida y esperar a que él te siga hasta el lugar donde debe comerla.

Más caricias: En su mundo silencioso, los gatos aprecian especialmente las caricias. El cariño les llega a través del tacto. Intensificad este sentido. Hacer que se sienta querido es fundamental, como ocurre con cualquier otro gato. En el caso de los gatos sordos, hacerle saber tu amor es tan sencillo como poner tu cara (cuidado con arañazos por sorpresa, hacerlo sólo con gatos muy dóciles) contra su cabeza, abdomen o espalda y decir una frase dulce, haciendo énfasis en la vocalización de la frase, medio soplando, para que le llegue la vibración de las palabras. Si lo has hecho bien, tu gato no tardará en ponerse mimoso y ronronear.


Compañía: La compañía de otro gato, siempre que se lleven bien y sea de carácter suave, puede ser también una manera de hacer sentir más arropado a nuestro minino.

Maullidos: Los gatos sordos no controlan el volumen de los maullidos. Suelen presentar dos tipos de conducta: o maúllan de forma exagerada o no dicen esta boca es mía.


¿Tienes un gatito sordo? Comparte con nosotros y visítanos en https://www.facebook.com/porlosgatos

Javier Garcia

La vida es una cancion que se canta con maullidos.

0 comentarios: